Viaje de relax a Eslovenia

Éste pequeño país guarda bajo sus entrañas un gran tesoro, son más de 20 los balnearios que cuentan con certificados que verifican la calidad de sus servicios. Ya los romanos, que algo sabían de esto, utilizaban los beneficios de las aguas y fuentes de Eslovenia para cuidar su salud, y no solo para esto, también buscaban lugares para relajarse y buscar la paz que tanto anhelaban .

En las numerosas termas que existen encontraremos diversas temperaturas, siempre muy agradables que oscilan entre 32 y 37 grados centígrados, consiguiendo que los poros de nuestra piel se abran y se oxigenen purificándose y logrando un estado de relax excepcional.

En Eslovenia cuidan mucho sus balnearios termales, y por ello existen muchas variedades de programas que combinan los tratamientos más antiguos hasta las técnicas más modernas. Además están preparados para todo tipo de personas, es decir que podemos ir en pareja, solos o bien con familias con niños, ya que gracias a la gran diversidad de centros termales que hay la oferta es muy amplia y para todos los públicos.

Actualmente, muchos visitantes buscan combinar sus viajes activos con un poco de relax y tranquilidad, así que si vienes a Eslovenia, habrás acertado.  Realizar una visita a la capital eslovena, Ljubljana, pasear por sus calles y descubrir algunas de sus joyas, cómo el Castillo, es una maravillosa idea, pero si luego lo puedes combinar con una estancia en las Termas Olimia en Podcetrtek, se convertirá en el mejor viaje de tu vida.

 

Las Termas Olimia, en la región de Estiria, son muy prestigiosas, ya que se ubican en uno de los más lujosos y peculiares escenarios de esta zona. El entorno de Podcetrtek, es encantador. Esta pequeña población muy cercano a Croacia es famoso por ser un lugar de peregrinaje de los que buscan el máximo relax.
Además podremos degustar deliciosos vinos gracias a su antigua tradición vinícola, os recomendamos visitar alguna de sus bodegas para apreciar el sabroso caldo que nace de la campiña.

 

El rico chocolate esloveno nos puede acompañar en nuestros desayunos antes de dedicarnos a visitar los lugares más cercanos. Una opción es visitar Maribor, pasear por la orilla del Rio Drava y dejarnos llevar por su importante Casco Viejo. No os preocupéis si estáis cansados tras caminar por las calles de Maribor, nos espera un día de relax en uno de los balnearios más importantes de Europa, el Centro Termal Rogaska Slatina. Está en la zona oriental de Eslovenia, y cuenta con una gran calidad de sus aguas, algo muy cotizado para los amantes del spa.
Pero además, el entorno suma, simplemente es espectacular, un paisaje único lleno de magia.

 

Esta pequeña población ubicada en el valle de la Región de Obsotelje, también ofrece al visitante la posibilidad de llevarse alguno de sus productos estrella, el vidrio. Aquí, la fabrica de Steklarna Rogaska, elabora auténticas joyas de vidrio famosas internacionalmente.

No sólo en la parte oriental de Eslovenia existen balnearios, aunque quizá son los que más fama tienen, pero si visitas la costa eslovena también tendrás la posibilidad de disfrutar de este tipo de turismo de bienestar, en lugares como Portoroz. Además en esta zona es muy común realizar baños de barro que aportan numerosos nutrientes a nuestra piel. Las salinas de Secovije también aportan numerosas partículas curativas que hacen que esta zona del sur de Eslovenia sea muy visitada entre los que buscan relax.

 

Este tipo de turismo en Eslovenia está creciendo año tras año, haciendo que miles de turistas regresen a sus casas con otra cara y otro cuerpo, así que si tu quieres ser el próximo en mejorar su calidad de vida, ya sabes, te estamos esperando…