Viaje a Mostar – El puente “famoso” de Balcanes

Nos vamos de viaje a Bosnia, y que mejor que visitar la ciudad de Mostar, atravesando el histórico Puente de Mostar, uno de los lugares más fotografiados del país, debido por supuesto a su belleza pero también por ser uno de los símbolos de las numerosas batallas que allí se sucedieron. 

El originario puente era de madera, aunque posteriormente se substituyó por un gran arco de piedra con una torre de defensa en cada extremo, ya en 1993 durante la guerra de los Balcanes, la construcción fue destruida quedando la ciudad de Mostar divida en dos zonas. Tras la guerra se comenzó la reconstrucción y se le otorgó la categoría de Patrimonio de la Unesco, y hoy en día sus habitantes se sienten muy orgullos de él. En una de sus orillas podemos leer la inscripción “Don´t forget 93”.

Cada vez son más los viajeros que eligen destinos menos masificados y buscan la belleza de lo desconocido, por ello escenarios como el Rio Neretva, con sus riberas verdes y sus aguas transparentes atrapan a sus huéspedes. 
La ciudad de Mostar nos muestra las dos caras de su historia, en el pasado el puente dividía la ciudad en dos, la zona católica en la que habitaban los croatas, y la zona musulmana en la que vivían los bosnios, en esta parte podemos observar la esencia árabe de los edificios, la magia de oriente se palpa en sus calles, imposible no enamorarse. 
Parte del Casco Antiguo fue reconstruido con apoyo de la ONU, aunque aún queda mucho por hacer, de hecho cuando paseamos por sus calles observamos muchos edificios con heridas de guerra. Entre sus callejuelas encontramos numerosas tienditas de artesanía así como numerosos restaurantes dónde por poco dinero podemos degustar la sabrosa gastronomía bosnia.

Cerca de la ciudad se escucha el rugido de las Cascadas de Kravice, son fascinantes, el lugar está bien preparado y señalizado, un parking nos permite estacionar el coche, además podemos realizar actividades como kayac y disfrutar de un aperitivo en alguno de sus tres lugares para comer. Por cierto podéis daos un refrescante baño en sus aguas. 
Otro de los lugares que muchos visitan es el Cementerio de Partisan, un lugar decadente, prácticamente en ruinas pero muy interesante, si vais con un guía será muy instructivo.