Sibenik, belleza histórica de una región.

En esta región de Croacia se encuentran grandes tesoros tanto naturales como culturales, y es que la ciudad más importante, Sibenik, guarda entre sus calles joyas arquitectónicas como la Catedral de St. Jacob, este edificio es considerado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad, y no nos extraña, es una construcción del Siglo XV. El edificio es imponente, quizá por su blanco pulcro, debido a los bloques de piedra caliza de las famosas canteras croatas, pero además está construida sin ningún soporte de madera ni cemento para afianzar estos bloques, por lo que muchos dicen que sus techos y paredes las aguantas las nubes.

En el exterior veremos numerosas cabezas y esculturas que adornan la fachada, en el friso hay más de 70 rostros con caras impasibles e inexpresivas que adornan el templo.

 

Eso sí tened en cuenta que si queréis acceder a la Catedral deberéis hacerlo con los hombros y rodillas cubiertas, normas eclesiásticas ya cada vez menos comunes que hacen difícil visitar su interior si visitamos la ciudad en época veraniega, así que ya sabéis.

 

Sibenik es maravillosa, una ciudad con una gran riqueza arquitectónica, debido a su gran importancia durante la edad media y posteriores siglos en los que la urbe fue creciendo dentro y fuera de sus murallas. Quizá por la influencia del Imperio veneciano durante más de 400 años dotó a la ciudad de edificios majestuosos. Por ello perderse en sus estrechos callejones es un lujo para todos los sentidos, sobre todo cuando el sol aprieta y buscas una fresca sombra.
En tu recorrido por sus rincones veremos bonitas tiendas de arte, cafés con mucho encanto dónde podrás degustar un rico ice cofee.

 

La Región de Sibenik, los alrededores de la gran ciudad son poblaciones dónde el cultivo de la vid y el olivo gozan de gran importancia. Lugares como Vodice, Primosten o Murter nos ofrecen un paisaje en la que los campos de oliva y uva son los protagonistas y bien merecen una visita ya que la belleza no sólo reside en sus campos.
La ciudad de Betina en la Isla de Murter es famosa por su antigua tradición de astilleros de barcos de madera, además de ser grandes pescadores, por lo que la mayoría de sus habitantes cuentan con pequeñas embarcaciones para ocio o trabajo.

 

No nos extraña que el idilio con el mar que tienen los habitantes de la zona y es que en esta parte de la costa se encuentran lugares tan mágicos como la famosa Isla de Krapanj, os preguntaréis el porqué de su fama, pues es debido a que además de ser la isla habitada más pequeña de la costa, está lleno de la “esponja”, otro de los protagonistas del Adriático.

 

El Archipielago de Sibenik lo componen los islotes de Murter, Zirje, Kaprije, Krapanj y Zlarin, además de otros mas pequeños y alejados de la costa. En estas pequeñas islas podremos sentir la tradición pesquera y de la agricultura en estado puro, os recomendamos hacer una visita para empaparos de la cultura más tradicional.

 

Pero la región de Sibenik no sólo es costa, también se extiende hacia el interior de croacia. Cambiamos de escenario y dejamos el mar un poco a lo lejos para llegar a lugares como Dalmacia Zagora, en esta población se ocupan de la ganadería y agricultura siendo todavía la base de su economía.
Otra de las ciudades más conocidas es Knin, que ha obtenido más popularidad por ser uno de los escenarios de la serie Juego de Tronos. Una población fortificada que fue sede de los Reyes de Croacia debido a su posición estratégica.

 


La Región de Sibenik es ideal para sentir y degustar la cultura croata desde todos los puntos de vista, historia, cultura, y como no, gastronomía. Por supuesto os daréis cuenta de que los grandes protagonistas son el aceite y el vino, pero también es importante el famoso queso de oveja, un queso elaborado como en la antigüedad y que os aseguro que no os olvidaréis de ese sabor.

En casi todos los menús estará presente el Jamón ahumado o Prsut, que se elabora en la población de Drnis y goza de gran popularidad.
En toda la región encontraréis carnes y pescados sabrosos, desde el cordero a la brasa hasta el más fresco marisco siendo uno de los principales elementos el pulpo.

 

No debes perderte una visita al Parque Nacional de Krka dónde se encuentran sus imponentes cascadas, un entorno único, maravilloso, dónde la naturaleza rezuma belleza, para ello deberéis llegar hasta la población de Skradin, otro pequeño lugar con mucho encanto.

Y otro de los Parques Nacionales más maravillosos es el del Archipiélago de las Islas Kornati. Os recomendamos una visita a través de sus aguas, para observar la gran belleza de sus 89 islas.

Por todo esto y mucho más os aconsejamos reservar unos cuantos días de vuestro viaje a tierras croatas para conocer esta región con tanta tradición.