Semana Santa en Croacia

Se acercan las vacaciones de Semana Santa, y Croacia se convierte en uno de los destinos más atractivos para disfrutar de estas fechas.

En todas las regiones de Croacia se vive intensamente, los rituales son comunes en todas las ciudades, durante los días de Jueves, Viernes y Sábado Santo se realizan homilías en las iglesias, el silencio predomina entre la multitud, incluso en las zonas más rurales los aldeanos quitan los cencerros a los animales ya que como dice la tradición las campanas regresan  a Roma. Durante el Viernes Santo los agricultores no aran los cultivos ni clavan clavos por respeto a Jesús.

Una de las costumbres arraigadas es bendecir el agua y el fuego ya que en la antigüedad los habitantes purificaban sus casas con las antorchas, hoy en día son muchos los que acuden a los templos con alimentos para bendecirlos.

Si vas a Croacia en Semana Santa debes adquirir uno de los souvenirs estrella, los huevos de pascua, que representan la vida y la muerte (la yema y la clara), se regalan como señal de buena suerte, por ello en todos los escaparates encontraremos cientos de huevos de colores, los hay de chocolate para los más golosos, pero también hay auténticas obras de arte esculpidas, pintadas, de madera, de cerámica, sin duda un precioso detalle para regalar.

Si tu destino en Croacia es Dubrovnik y el tiempo acompaña, podrás disfrutar de la ciudad, existe una gran oferta cultural, paseando por su gran muralla disfrutaremos de una panorámica inolvidable. Entre sus calles se encuentra el Palacio de los Rectores, la Catedral de Velika Gospa que alberga obras de arte de gran valor como la Asunción del Vergine de Tiziano, que podréis visitar a la luz de las velas cuando cae la noche. Otro punto de interés aquí es la Torre del Reloj, entre sus calles hallaremos numerosos restaurantes o tabernas en la que seguro, desgastaremos buenos platos de pescado, marisco o carne de la zona.

Otra ciudad interesante para visitar en Semana Santa es Opatija, se ubica en la zona nororiental de Istria, relajarnos en el Jardín Botánico mientras contemplamos la preciosa Camelia Japónica, pasear pos alguna de sus playas, o visitar Iglesias como la de St. James puede hacer que nuestras vacaciones sean únicas. Los parques de Opatija son impresionantes, están cuidados hasta el extremo ya que forman parte de su historia, ya que  fueron creados gracias a los marineros que arribaban en su puerto. Este lugar es famoso también por sus centros de spa y balnearios, que hacen las delicias de aquellos que buscan tranquilidad y relax.  Además en el mes de Abril se celebran algunos Festivales gastronómicos como el del Café, o el de los Espárragos.

Aquellos que hayan elegido Plitvice para sus días de descanso no se han equivocado, naturaleza en estado puro, un recorrido por el Parque Nacional de Plitvice en primavera es sin duda un acierto. Sus 16 lagos plagados de cientos de cascadas hipnotizan a sus miles de visitantes. Por ello os recomendamos que lo visitéis a primera hora para evitar las colas y saturaciones. Las aguas turquesas van cambiando de tono según la hora del día, un gran espectáculo natural. La entrada al parque cuesta alrededor de 9 euros.

Pula también es elegida para visitarla durante Semana Santa, debido a su cercanía a Italia, ciudad romana por excelencia nos muestra su máximo exponente, el Anfiteatro Flavijesvska Ulica, está muy bien conservado, la historia de este monumento es impresionante, nada que envidiar a su coetáneo Coliseo de Roma, más de 20.000 personas alentaban a los gladiadores en él. Podremos recorrer los pasadizos subterráneos en los que se encuentra una exposición sobre la cultura de Istria.  Otros edificios como el Foro y Templo de Augusto, el Teatro Romano, el Museo arqueológico, el Museo Histórico, el Castillo, el Palacio Comunal o el Arco de Triunfo de los Sergios nos trasladarán a la época romana.