Navidad en Croacia

Muchas familias deciden salir del hogar en Navidad para celebrar éstas señaladas fechas en otros destinos más atractivos, por ello os proponemos unas Navidades en Croacia.

Las costumbres navideñas en Croacia cuentan con una antigua tradición, la música, la artesanía y los rituales navideños forman parte de la gran historia de Croacia. Alrededor de un mes antes de la Navidad ya comienzan a verse los ansiados mercadillos navideños, con el comienzo del Adviento. 
Los mercadillos navideños inundan las pequeñas y grandes ciudades, aunque uno de los más visitados es el de Dubrovnik, en plena ciudad, junto a la Plaza Gundulic y la Plaza Luka veremos numerosos puestos repletos de la mas deliciosa gastronomía navideña como el rico vino caliente que acompaña dulces rosquillas (prikle) o almendras confitadas (brustulani mjenduli), así como la artesanía croata plasmada en adornos, ropa, artículos de joyería o incluso juguetes, todo ello realizado por los grandes aterieres. 
Durante estas fechas los conciertos y exposiciones navideñas son habituales, así como la gran noche de los fuegos artificiales, Nochevieja, el 31 de Diciembre, en la que el ambiente joven y de fiesta es el protagonista. 
Los más aventureros eligen lugares como Zagreb, capital de Croacia, una ciudad cosmopolita que se viste de luces y colores y además ofrece a los visitantes la posibilidad de esquiar cerca de la ciudad, ya que en los primeros días de Enero se celebran importantes campeonatos del mundo. Sin duda Zagreb se involucra profundamente con la Navidad, instalaciones modernas, música y sonido son protagonistas en una de sus famosas plazas la Plaza Británica. 

Otro de los lugares más atractivos son los famosos Lagos de Plitvice, que en estas fechas invernales son un reclamo lleno de magia, los paisajes naturales se ven engalanados por miles de luces, las casas cercanas se visten de luz y color causando un efecto digno de cualquier cuento de Dickens. Además en Navidad, si la meteorología lo permite los lagos no están tan masificados como en verano, y el silencio impera en la zona dejando este bello lugar solo para unos pocos afortunados. 
Algunas costumbres que se proliferan es el encendido de velas que tiene lugar el día de Santa Barbara, casi todos los habitantes del país encienden velas en sus casas y negocios, para atraer a la buena fortuna. En Split también es común escuchar a las conocidas Klapas, grupos de gente que cantan a capela canciones tradicionales, a su vez se degústan en la Plaza Narodni los dulces típicos como el Fritule.