Kotor, la ciudad amurallada

Kotor, es tal vez la ciudad más conocida de Montenegro debido en parte a su maravillosa localización, alrededor de su bahía y el impresionante fiordo de casi 30 kilómetros. Pero también es famoso entre los cruceristas que visitan durante unas horas la ciudad montenegrina y que esperemos no amenacen a la bella ciudad. A su vez, la cercanía con la vecina ciudad croata de Dubrovnik, hace que muchos turistas que crucen la frontera para visitar Kotor.

La ciudad medieval de Kotor forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad, un factor que nos indica la gran importancia de su Centro Histórico, que compite en belleza con el de Dubrovnik o Split. Entre sus calles, encontramos numerosas construcciones medievales que conviven con numerosos establecimientos turísticos. Las animadas calles repletas de souvenirs y restaurantes nos avanzan que Kotor está de moda, los viajeros pasean mientras observan edificios cómo el Palacio Ducal, el Arsenal, la Torre del Reloj, la Catedral de Sveti Tripun, numerosas iglesias, el Teatro de Napoleón, el Museo marítimo o incluso un curioso museo en el que los protagonistas son los gatos.

Pero si vas a Kotor, algo te llamará la atención, sus impresionantes murallas rodean la ciudad costera, esto se debe a que siempre ha sido un enclave deseado por todos los pueblos conquistadores, desde los venecianos hasta los eslavos. Nosotros te recomendamos realizar un paseo sobre ellas hasta llegar a la Fortaleza de St. Jovan. Eso sí, para ello debes ir bien equipado con calzado cómodo y una buena provisión de agua, ya que el recorrido de las murallas en total es de 4, 5 km, llegando a ascender hasta los 260 metros sobre el nivel del mar.

Las murallas de Kotor vistas desde la Fortaleza de St. Jovan

 

El ascenso es duro, además hay zonas que aún están en fase de rehabilitación por lo tanto no son de fácil acceso, además hay que tener en cuenta que la pendiente es bastante pronunciada, no obstante si no podéis llegar hasta arriba, podéis abandonar el recorrido en la Iglesia de Nuestra señora de la Salud, que se encuentra a medio camino. Desde allí obtendréis unas vistas increíbles de la ciudad, incluso podréis apreciar el recorrido de las murallas prácticamente al completo.

La naturaleza es el mayor atractivo de Kotor, sus rocosas y verdes montañas se levantan casi desde el mar, formando otra muralla que protege a la ciudad. En sus frondosos bosques conviven colonias de osos junto otros animales. La bahía de Kotor es otro de sus puntos fuertes, un recorrido de 30 km a través de su fiordo que se puede hacer alquilando una barquita, para disfrutar de un paisaje espectacular.

Vistas impresionantes de la bahía de Kotor

 

Pero en Kotor hay más, en la zona del puerto se puede disfrutar del ambiente de sus terrazas, repletas en verano y por supuesto degustar los sabrosos platos montenegrinos, unas recetas en las que se puede intuir la influencia italiana pero también con gran protagonismo de los eslavos. Al ser puerto de mar, no podéis dejar de degustar el pescado y el marisco incluso el pulpo que lo preparan al igual que en todo el adriático y que os podemos asegurar que está buenísimo.

Si queréis viajar a Montenegro y visitar Kotor y otras ciudades no dudéis en pedirnos información sobre nuestros circuitos y viajes organizados en el siguiente formulario.

 

Itinerarios interesantes

VIAJE A MEDIDA ¿Están preparados para conocer las perlas de los Balcanes? En este viaje tendrán la oportunidad de conocer...
SALIDAS GARANTIZADAS EN GRUPO ¿Quiere explorar los Balcanes? ¿Cada día despertarse en otro país? ¿Explorar los rincones de la Ex-Yugoslavia?...
SENDERISMO: NIVEL MEDIO/ALTO ¡12 días de vacaciones activas por el sur de Dalmacia y Montenegro! Descubra uno de los paraísos...