Excursión a la Blue Cave o Cueva de Bisevo

Realizar una excursión a la famosa Blue Cave o Cueva de Bisevo,situada en las proximidades de la Isla de Vis,es indispensable si viajas a Croacia. Un lugar al que únicamente se puede acceder en barco, y que sin duda merece la pena visitar.

El entorno de la Isla está copado de numerosas cavidades y grutas que se adentran bajo la misma y que se crearon por la acción de las olas en la piedra caliza, pero la más conocida de todas es la Gruta Azul o más internacionalmente conocida como Blue Cave, que se encuentra en la zona más oriental del islote de Bisevo.
El acceso a la gruta se hace en pequeñas embarcaciones de goma, que nos llevan hasta su interior pudiendo recrearnos en la belleza natural que la rodea.
El agua es de un profundo azul, indescriptible reflejo causado por los rayos de sol que se cuelan en su interior. Por ello lo ideal es navegar cuando el sol está en su cenit,entre las once y las doce del mediodía, éste es el momento perfecto para disfrutar de tan bello espectáculo, creando sensaciones únicas para nuestra visión que quedarán grabado en nuestra retina para siempre. 
Este lugar es uno de los mayores atractivos turísticos de la zona y a pesar de su pequeño tamaño, tan sólo una longitud de 24 metros y una profundidad de 16 metros, permite a los visitantes observar tan mágico espectáculo, a través de la gruta de apenas dos metros de altura nos deleitaremos con la transparencia de sus aguas que nos dejarán ver los bancos de peces que habitan allí.

Los habitantes de Bisevo se pueden contar con los dedos de las manos, pero son testigos de los miles de turistas que sobre todo en verano se acercan a este lugar.
Desde la aldea de Komiza, en Vis, sus habitantes que en la mayoría se dedican a la pesca acogen a los curisosos que por allí se acercan. 
La Cavidad se puede visitar desde 1884, fecha en la que su descubridor el francés Eugene Rausoonet,la exploró y dinamitó ampliando la entrada para poder acceder con embarcaciones, hasta ese momento únicamente se accedía a su interior realizando submarinismo.
Muchos la comparan con la famosa Grotta Azzurra en Capri o la Cueva de Waitomo en Nueva Zelanda. Además muy cerca de allí existe otra gruta que es menos conocida pero también se puede visitar, la Gruta Verde, imaginaréis que es por el color esmeralda de sus aguas. 
La Isla de Vis ofrece también una panorámica fascinante de la naturaleza más virgen, numerosas calas van decorando tan sublime lugar acompañadas por los viñedos que conviven en  las laderas de las colinas, en la isla hallamos restos arqueológicos de la época romana, como la necrópolis de Issa o la cueva de Tito, o vestigios de las termas romanas. Por supuesto nos tenemos que acordar de la gastronomía de la zona, deliciosa, no dudéis en probar alguno de sus pescados o mariscos acompañados por el conocido Pan de Vis, con las sardinas como protagonistas. 
 
Si vas a viajar a Croacia y no te quieres perder esta maravillosa puesta en escena no dudes en pedirnos información y te llevaremos a la Gruta Azul.