El Lago Bohinj, el más espectacular de Eslovenia

El Lago Bohinj alberga en sus dominios un espacio natural con multitud de atractivos. Está situado al noroeste de Eslovenia, muy cerca del Parque Nacional de Triglav, y es una visita obligada si te encuentras cerca de la ciudad vecina de Bled.

Hay que tener en cuenta que en el Lago Bohinj hay casi 100 millones de metros cúbicos de agua, que durante el verano goza de unos 22 grados, perfecto para darnos un baño y durante el invierno se congela convirtiendo en un espejo mágico.
El Lago Bohinj se formó durante la última época glacial, y a pesar de que su altura ha disminuido bastante cuenta con un gran número de especies diferentes de algas, moluscos y peces.
El entorno del Lago Bohinj es un reclamo para aquellos que buscan un viaje activo, en busca de nuevas experiencias aptas para todos los públicos. En invierno es elegido para realizar una ruta con raquetas a través del Lago, sin duda algo inolvidable que pueden realizar todo tipo de personas, ésta actividad se realiza siempre con un guía que te proporciona las raquetas y los accesorios necesarios para emprender ésta aventura.
Lago Bohinj cerca del Parque Nacional de Triglav
Lago Bohinj cerca del Parque Nacional de Triglav

 

Durante casi todo el año se puede recorrer en un agradable paseo a caballo, la equitación también tiene su lugar en el Lago Bohinj, poder explorar los caminos aledaños al lago que nos deleitan con unas impresionantes vistas de las colinas cercanas. La naturaleza bajo nuestros pies con guías experimentados que se adaptan a nuestras necesidades.

En el Lago también se realizan durante las diferentes estaciones deportes acuáticos cómo la natación, el windsurf, kayac, pesca, buceo o piragüismo. También se ofrecen a los visitantes paseos en barco.

Lago Bohinj
Destino ideal para realizar el viaje activo

 

En éste mágico escenario encontramos joyas cómo la famosa Cascada de Savica, el lugar dónde se origina el agua que nutre al lago. La Cascada en forma de A con más de 78 metros de altura es impresionante cuando el caudal está en su mayor auge. No te puedes marchar de Bohinj sin realizar una ruta que te lleva hasta aquí. Se pueden realizar diferentes rutas, pero la más corta y famosa es la que te lleva desde el aparcamiento cercano al inicio de las escaleras de piedra que nos llevarán hasta la Cascada. Una media hora de ascenso moderado a través de escalones. Otras alternativas de mayor dificultad son las que atraviesan el Valle de los Siete Lagos.
En éste paraíso natural se encuentra la Garganta Mostnica, durante dos kilómetros disfrutaremos de un paseo por el desfiladero mientras el rio atraviesa la garganta. Es un camino de ida y vuelta a ambos lados del rio. Entre pequeñas cascadas y saltos de agua vemos interesantes formaciones rocosas cómo la llamada “Pequeño elefante”. Durante ésta ruta encontraremos un pequeño bar restaurante dónde poder disfrutar de la gastronomía eslovena, perfecto para recuperar fuerzas tras unas dos horas y media de caminata.
Hay un punto en el Valle que atrae a los más deportistas, y no nos extraña, las vistas desde Rudnica son espectaculares. Es una especie de división entre la parte alta y la parte baja del Valle. Aquí encontraremos una especie de “libro de firmas” dónde podremos registrar nuestra visita.

En el núcleo de la población permanece desde hace más de 700 años la Iglesia de San Juan Bautista, una pequeña edificación religiosa medieval. Encontramos en su interior algunas obras pictóricas muy relevantes.

Lago Bohinj
Iglesia de San Juan Bautista
En la población de Bohinj es cómo si el tiempo se hubiera detenido y mientras paseas por sus calles te llamará la atención algunas construcciones cómo los Graneros, se conservan muy bien ya que eran realizados de piedra, al igual que las iglesias eran las únicas construcciones que se hacían así dada su importancia. Datan de principios del Siglo XVII y están protegidos pudiendo así explicar al mundo lo significativos de la cultura e historia de sus habitantes.
En ésta zona se encuentran también algunos vestigios de la I Guerra mundial, cómo el Cementerio militar de Bohinjska Bistrica, aquí se hallan sobre todo soldados que murieron durante la triste guerra.
Lago Bohinj
Teleférico de Vogel

 

Y si te gustan las alturas, debes subirte al Teleférico de Vogel, a más de 1500 metros. No podemos expresar las sensaciones que los viajeros obtienen cuando suben aquí. Las vistas son impresionantes, además si eres un apasionado del senderismo no puedes dejar de realizar alguna de las numerosas rutas de senderismo de todos los niveles que parten desde aquí. Incluso tendrás la opción de realizar tu propio queso tradicional y por supuesto degustarlo. Durante el invierno Vogel se convierte en una atracción para realizar deportes de nieve cómo el snowboard, esquí de montaña y de fondo. 
Itinerarios interesantes