Descubriendo la pintoresca y medieval Labin

La Península de Istria es cómo un gran tesoro geográfico. En ella podemos encontrar lugares y ciudades repartidas entre Italia, Croacia y Eslovenia.

En Istria econtramos lugares mágicos y perdidos entre las colinas del interior cómo Motovun o Groznjan, ciudades con joyas cómo Pula y su gran anfiteatro romano, naturaleza en estado puro, y cientos de pequeñas poblaciones que tienen mucho que contarnos.

Labin – la capital de la industria

Una de ellas es Labin, con menos de 10.000 habitantes, ésta localidad fue una de las más importantes en la década de los 70, siendo la capital de la industria del carbón de la península de Istria. Cientos de minas de carbón fueron escavandose en sus paredes dejando su subsuelo practicamente hueco.

Con la crisis de la industria y tras la guerra de los balcanes, la ciudad da un giro total y se comienza a explotar la vertiente más turística de Labin. Su cercanía al mar y a la población de Rabac hace que muchos croatas, eslovenos e italianos se acerquen a veranear a la zona este de Istria. Actualmente la belleza de Labin reside en su colina, en la zona más antigua, ya que los barrios de las afueras fueron construidos con el auge de la minería y no son demasiados bonitos.

Labin, Istria croata
Labin situado sobre la colina desde la que se puede ver el mar

 

Casco antiguo tiene magia

Sin embargo la zona del casco antiguo tiene magia. Lo ideal es pasear entre sus callejuelas desordenadas, en las que facilmente nos perderemos hasta encontrar algunos de sus edificios más bellos cómo el Palacio Battiala Lazzarini, dónde actualmente reside el Museo Municipal, una construcción barroca realizada sobre uno de los antiguos pozos de las minas de carbón. Aquí se ofrecen visitas que nos llevan a través de los angostos túneles para disfrutar de una jornada siendo mineros.

Labin, istria croata
Palacio Battiala, actualmente es el Museo Municipal, y bajo sus cimientos hay una antigua mina de carbón.

 

En Labin hay numerosos palacios, hoy en día reconvertidos en viviendas particulares o edificios municipales. Otro de los más importantes es el Palacio Scampicchio, un bello edificio renacentista del Siglo XV que durante la edad media servía para proclamar las noticias de Labin. Es un lugar al que acudían los locales para enterarse de los edictos y además para presenciar los castigos que se realizaban a los ladrones de forma pública.

Fortaleza que merece la pena visitar

Pero si hay que visitar algo en Labin, sin duda es su Fortaleza, os aconsejamos llevar calzado cómodo y subir entre sus calles hasta la Fortaleza, desde dónde veremos todos los montes de alrededor y si el tiempo acompaña tal vez lleguemos a atisbar el mar.

Durante el verano la Oficina de Turismo realiza visitas guiadas gratuitas para conocer anécdotas e historias de Labin. En ellas descubriremos a grandes inventores que fueron oriundos de aquí cómo el invertor del velocímetro, o las truculentas luchas de poder en la época medieval que tuvieron lugar aquí. Los martes a través de las guías disfrazadas con atuendos en honor a Sentona, patrona de los viajeros les llevarán por las calles mientras los guías masculinos vestidos cómo mineros les contarán el pasado industrial de Labin.

Labin atrae al verano

Sin duda Labin atrae al verano, y durante ésta época numerosos festivales de diferentes ámbitos llenan las calles del lugar para dar alegría y color. Uno de los más atractivos es el Labin Art Republika, dónde artistas de la zona muestran sus obras artesanales en las calles, dándo a la ciudad un aire bohemio que reina por toda la zona interior de Istria también. Pero la música también está presente en verano, festivales de música eléctronica hacen mover al esqueleto de los visitantes y habitantes de Labin.

Y con tanto movimiento seguro que el hambre también llama a vuestras puertas. Es el momento de degustar alguna de las especialidades de la zona, siempre aderezadas con la famosa trufa blanca de Istria, y si el bolsillo no os lo permite no os preocupeis … Muchos platos más económicos también suelen ir acompañados de virutas de trufa que dan un toque especial a tan nobles recetas.

Si queréis alojaros en Labin tendréis que hacerlo en la zona más nueva, ya que en el Casco Viejo no hay alojamientos, las tiendas y los restaurantes suelen ser más numerosos fuera del casco antiguo.

Itinerarios interesantes

La ruta en bici por la península de Istría es una perfecta combinación para los amates de mar y de...
Circuito cultural por Eslovenia los llevará por todos los puntos naturales y culturales más importantes de Eslovenia e Istria. Conocerán...