Clima en Croacia

Practicamente podríamos decir que en Croacia están presentes dos tipos de clima, el mediterráneo y el continental. Su geografía con los Alpes Dináricos ejerciendo de barrera natural hacen que en la zona del Adriático se sienta un clima mucho más suave como el mediterráneo, sin embargo al este de la cadena montañosa, en Eslavonia, Zagreb,  Plitvice… predomine un clima mucho mas continental.

En la zona más al noroeste el contraste del verano al invierno es importante con inviernos nevados y con temperaturas bajo cero y veranos muy calurosos. En las zonas interiores podremos notar el famoso viento Bora que sopla fuerte durante buena parte del año.

Si tus vacaciones giran en torno a la zona de la Costa Dálmata puedes estar bastante tranquilo, el clima que domina esa zona es mediterráneo, un clima suave que se mantiene durante el invierno con temperaturas no demasiado bajas, y en verano en torno a los 25 º, aunque bien es cierto que en verano pueden aparecer olas de calor que subirán notablemente estas cifras.


Las lluvias durante la primavera, verano y principio de otoño no son demasiado protagonistas de esta parte de Croacia, y aunque en invierno aparecerán, las temperaturas no suelen bajar de 5 grados, siendo lo más normal que oscilen alrededor de los 10º.

Gracias a este clima suave, quizá la parte de la Costa Dálmata y del resto de la Costa Adriática, sean las más visitadas durante todo el año, aunque también son muchos viajeros los que buscan paisajes más invernales en los que la nieve y el frio sean los protagonistas.


Si lo que buscamos es sol, os recomendamos la zona más al sur de Croacia, algunas de sus islas regentan récord de días sin lluvia y sol, concretamente la Isla de Hvar obtiene un promedio anual de 2674 horas de sol. Además es una de las Islas más bellas de Croacia, por lo que la experiencia, además de soleada será muy gratificante, debido a su riqueza cultural así como la belleza de sus ciudades y entorno natural.

A pesar de que los mejores meses para visitar Croacia suelen ser desde abril hasta octubre, por el tiempo, también debemos recomendar conocer lugares como Zagreb, en invierno, ya que el encanto y la magia de estas preciosas ciudades adornadas con la nieve, son indescriptibles.

Además la Navidad en la capital es una de las más bonitas de Europa, así que con una buena ropa de abrigo solucionaremos nuestros problemas climatológicos.


Y tal vez uno de los paisajes más fotografiados durante el invierno son los Lagos de Plitvice, no nos extraña, un entorno único, estático, blanco, si tienes ocasión no dudes en visitar esta maravilla de la naturaleza en la estación invernal, jamás lo olvidarás.