5 cosas que ver en Ljubljana y no te puedes perder

Los mejores sitios de Ljubljana, la capital de Eslovenia

Liubliana es una ciudad impresionante – pequeña y verde. A pesar de que todo será nuevo y diferente, te sentirás como que la conoces desde siempre. Te presentamos 5 cosas que ver en Ljubljana. El centro está dominado por el Castillo de Ljubljana ubicado sobre una colina. Paseando por las calles históricas no se pueden perder dos puentes típicos – el Puente de los Dragones y el Puente Triple con la principal Plaza Preseren. Durante el recorrido recomendamos descansar en uno de miles de bares cerca del río Ljubljanica o sobre el césped en el Parque principal de Ljubljana – el Parque Tivoli.

Castillo de Liubliana y sus secretos

EL CASTILLO DE CUENTO DE HADAS

El castillo de Liubliana se ubica en el pleno centro de la ciudad, rodeado con el río Liublianica y casas que cada una cuenta una historia interesante. El castillo de Liubliana es un símbolo de la ciudad de capital de Eslovenia, Liubliana, y un punto turístico muy interesante. Se ha convertido en una zona muy popular entre todos. Lee y descubre sus secretos que te van a fascinar.

Eslovenia Romántica

Disfruten del viaje más romántico del mundo en Eslovenia romántica

Eslovenia es un destino perfecto para viajar en pareja. Si estás buscando un paraíso para dar rienda a tu romanticismo, no te equivocarás. Podrás disfrutar de los mejores escenarios rodeados de naturaleza, y si buscas algo especial puedes alojarte sobre árboles, sellar tu amor en la pequeña iglesia del islote de Bled o dar un paseo romántico abordo de un barco mientras surcas el Río Ljubljanica. Disfruta de la Eslovenia romántica.

Parque Tivoli en Liubliana

Nos trasladamos a la capital eslovena, Ljubljana, para visitar uno de los Parques más bonitos de la capital, el Parque Tivoli. Éste lugar se convierte en una visita obligatoria en vuestro viaje a Ljubljana, un lugar maravilloso para descubrir durante todo el año, aunque es cierto que la primavera y el verano es quizá la mejor época para perdernos entre sus más de 5 km2 de extensión.