Aventura e historia en el Valle de Soča

El Valle de Soca es un paraíso natural para el baño y los deportes de aventura, pero además es un lugar repleto de energía que transmiten todos aquellos jóvenes que acuden año tras año a los diferentes festivales y eventos deportivos que aquí tienes lugar.

Las principales ciudades que se sitúan en el Valle de Soca son Kobarid y Tolmin, así como Bovec, cuna del raffting. Y es que los amantes de los deportes acuáticos de aventura eligen ésta zona para disfrutar de los rápidos que el Rio Soca ofrece a los más atrevidos, y no sólo eligen éste lugar por su bravura, además la belleza del entorno y el color de sus aguas son otros de sus atractivos.

Pero no sólo se practica rafting, canyoning, kayac o hidrospeed, también pueden volar por el Valle de Soca, si, habéis oído bien. Aquí se encuentra la Mayor tirolina de Europa, podréis recorrer visualmente el maravilloso valle mientras la adrenalina recorre cada rincón de vuestro cuerpo.

En la zona del Río Ucja, en la población de Bovec un total de diez cables de acero recorren un trayecto de unos 600 metros a 200 metros de altura, vislumbrando las gargantas de las turquesas aguas eslovenas. Un total de Diez tirolinas componen éste curioso lugar, en el que se pueden alcanzar los 60 km hora, sin duda un lugar no apto para los más miedosos.
Pero en el Valle de Soca no sólo hay espacio para el deporte de aventura, también existen lugares con mucha historia para mostrar al viajero. Ciudades cómo Tolmin, famosa por sus quesos, nos ofrece una ciudad repleta de puntos de interés para nutrirnos de la historia eslovena, así como para disfrutar de la tranquilidad de sus calles y paseos.

Otro lugar muy interesante es Kobarid, un lugar que no puede borrar las huellas de una de las batallas más famosas de la I Guerra Mundial. Por ello, una muy recomendable opción es realizar el Camino de la Paz, una ruta que recorre los principales escenarios de ésta mítica batalla, durante el camino podréis visualizar los vestigios y monumentos que se conservan para rememorar ese triste acontecimiento.

Y si no os creéis que en el Valle de Soca, hay una energía mágica, estáis muy equivocados, ya que se han descubierto en la zona (mediante un estudio de Radiesthesia), 14 puntos vitales de energía. Esto quiere decir que a través de sus aguas podemos obtener beneficios saludables. Por ello se ha elaborado la Ruta energética o Sendero energético, por el que a través de pasarelas se puede recorrer los seis manantiales más interesantes a nivel energético, así como los sumideros, la cuevas y una cuenca de agua de la I GM. Un lugar muy recomendable para disfrutar de una jornada de relax y tranquilidad.

Y una vez relajados, toca divertirse, y es que en el Valle de Soca, hay mucha, pero que mucha diversión, de hecho en verano es muy complicado encontrar alojamiento en la zona, así que ya sabéis daros prisa. Aquí se celebran diferentes festivales durante los meses estivales.
En Tolmin tiene lugar el Metaldays, el Vacaciones Punk Rock o el Motor City. Pero no sólo hay espacio para el rock, también podemos disfrutar del Reggae en el Festival internacional de Overjam que tiene lugar en Agosto.

Así que ya no hay excusa, si te gusta la aventura, la música, la historia o la naturaleza, ya sabes dónde está tu próximo destino.