10 Razones para viajar a Eslovenia

Cada vez son más los turistas que eligen Eslovenia para disfrutar de sus vacaciones, y no es para menos ya que es un país aún por descubrir, nosotros os damos diez razones para viajar a Eslovenia.

1. Visitar el Lago Bled, es una magnifica postal, escenario de cuentos de elfos y hadas. Se encuentra en Bled, un pequeño pueblo al norte de Ljubljana, que arropa al Castillo de Bled y la Iglesia de la Asunción. Ambos edificios están integrados en el paisaje del Lago, la pequeña iglesia se ubica en un islote del lago al que se puede llegar en barco. El Castillo vigila impasible desde un acantilado de unos 130 metros, sin duda la panorámica permanecerá en nuestra retinas para siempre.

2. Una excursión hasta el Castillo de Predjama,  seguramente es uno de los lugares más fotografiados de Eslovenia, un castillo construido prácticamente en una cueva de la montaña, una fortaleza con difícil acceso que alberga en su interior historias que producen escalofríos. En su recorrido podremos ver las mazmorras y otros rincones como los estables o la capilla.

3. Las Cuevas de Postojna, 21 km. De galerías y salones que nos ofrecen un autentico paraíso de estalactitas, podremos acceder a su interior a través de un recorrido de hora y media aproximadamente en vagonetas, veremos las formaciones más curiosas que se han creado.

4. Las Cuevas de Skocjan, este entorno natural es patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y cuando entras dentro descubres por qué, sin duda es imponente la altura que alcanza en algunas de sus cavidades, hasta 120 metros de ancho por 30 de alto.

5. Descansar en alguna de sus playas, Eslovenia cuenta con tan solo 40 km de costa, pero merece la pena tomar un baño en alguna de sus calas o pequeños arenales, sus aguas turquesas típicas del Adriático harán nuestras delicias mientras nos refrescamos. Una de las más turísticas es la de Fiesa, en Pirán.

6. Realizar alguna de las actividades deportivas que nos ofrecen en casi toda su geografía, desde senderismo hasta rafting, pasando por escalada, parapente, kayak, cicloturismo… Eslovenia es un país de deportistas, y no podía ser para menos, ya que su naturaleza dispone de escenarios ideales para practicar casi cualquier deporte.
7. Degustar la gastronomía local, es una mezcla de sabores y culturas, influencias italianas, austriacas y húngaras mayormente. Las sopas son las protagonistas, pero sin quitar mérito a la calidad de su carne y embutidos.

8. Pasear por la capital Ljubljana, la pequeña Venecia, situada en la zona central. Podremos visitar numeroso lugares como el Castillo Medieval, la Catedral, la Iglesia Franciscana y como no, su famoso Puente del Dragón, después de comer un descanso en el Parque Tivoli  o en las Marismas Ljubljana.


9.    Por sus buenas comunicaciones con España, ahora varias compañías de low cost vuelan hasta Venecia, y desde allí se puede conectar con Eslovenia a traves de ferrocarril, coche o autobús, otra opción es volar a Trieste y desde allí organizar nuestro viaje.

10.    Y finalmente porque si no conoces el paraíso ya es hora de que lo descubras,  porque Eslovenia sorprende a todos los que viajan allí, por sus hermosos paisajes, por la hospitalidad de sus habitantes…